Patos

Los patos y gansos son criados y asesinados por millones, debido a la demanda de su carne. Son hacinados en grandes naves industriales sin poder satisfacer ninguno de sus instintos naturales, a oscuras entre la suciedad y sus propios excrementos.

La gran mayoría de ellos sufren trastornos psicológicos y acaban por arrancarse a si mismo las plumas o atacándose entre ellos. Los explotadores les cortan sus picos sin anestesia alguna, provocándoles terribles dolores, seguidos de infecciones. Para muchos de ellos este proceso resulta en su muerte, pues tras el corte del pico no pueden alimentarse debido al dolor que sienten.

Los Patos son sociables, que en libertad construyen sus propios nidos, crían, migran, nadan, se lavan las plumas. Sin embargo cuando son explotados, nunca verán el sol ni sentirán aire fresco, excepto cuando vayan en el camión que les llevará al matadero. Muchos mueren durante el transporte.

Suelen vivir en suelo de rejillas de alambre, provocándoles pérdida de equilibrio, heridas, laceraciones en piernas y articulaciones, deformaciones y atrofiamiento de las articulaciones. Cuando alcanzan el tamaño adecuado que les convierte en “rentables”, cuando sus patas ya no pueden soportar el peso del cuerpo, son enjaulados y subidos al camión que les llevará al matadero. Una vez allí, serán colgados boca abajo y les cortarán la garganta, después serán llevados al tanque de agua hirviendo, donde muchos llegan aún vivos, tratando de escapar hasta que acaban muriendo ahogados. Seguidamente serán desplumados, destripados y descuartizados para acabar empaquetados y servidos en restaurantes y supermercados.

El Foie-Gras

Momento en el que se le introduce un tubo de metal por la gartanta del animal, causandole heridas y hemorragias internas.

Foie-gras significa “hígado grasiento”, es el hígado hinchado de patos o gansos machos que son alimentados forzosamente con enormes cantidades de comida que hacen que sus hígados crezcan hasta 10 veces su tamaño normal.

Se les introduce un tubo metálico en la garganta dos o tres veces al día, para introducirles mas de un kg de granos y grasas a presión hasta su estómago mientras se revuelven desesperadamente para liberarse.

Estos tubos les causan heridas en la garganta y el esófago, provocándoles hemorragias internas que les provocan la muerte, o terribles dolores hasta que son asesinados en el matadero. Muchos de ellos presentan múltiples heridas y fracturas en alas debido a como son tratados. Dado que su hígado crece mas de lo normal, muchos de ellos tienen grandes dificultades para mantenerse en pié.

Estas prácticas están prohibidas en países como Austria, Alemania, Noruega, Suecia, etc.

Muerte

Los pavos suelen pasar seis horas sin comer antes de ser asesinados, así se aseguran de que sus intestinos estarán vacíos. Cuando van a ser asesinados, previamente son aturdidos mediante:

Electroshocks

Esta forma de aturdimiento consiste en bañar al animal en agua salada electrificada, provocandoles un shock epiléptico que les deja insensibles, pero siempre depende del voltaje y la velocidad de la cadena.

Pistola de proyectil cautivo.

Este otro método consiste en dispararle a la cabeza una bala cautiva con una pistola de aire comprimido. La bala penetra en el cráneo del pato, dañando su cerebro y dejándole inconsciente. Este método requiere de proceso manual, y depende mucho de como se coloque la pistola, pues en muchas ocasiones los patos quedan conscientes tras el disparo.

Por lo general, la muerte por dislocación consiste en romperles el cuello a los patos, operación que se traduce en un gran estrés y dolor para el animal.

La otra forma consiste en cortarles el cuello, se les secciona la yugular y comienzan a desangrarse, pero muchas de ellas no se desangran lo suficiente, y antes de ser desplumadas deben estar desangradas, por lo que se las introduce en conos para que terminen de desangrarse sin poder moverse. Suelen tardar 2 minutos o más en desangrarse.

Tras el desangrado, son desplumados, extraídos sus órganos internos y son descuartizados.

Trastornos psicológicos

Foie-gras

Hazte vegano: Los animales no somos comida. Todos los productos de origen animal suponen sufrimiento y muerte, la carne, el pescado, la leche, los huevos, la miel y sus derivados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies