Pollos “broilers”

Los pollos “broilers” son explotados por su carne, y son apilados en decenas de miles dentro de las granjas donde son criados para luego ser enviados al matadero. El ciclo de la explotación dura unos 45 días, tras los cuales la industria considera que han alcanzado el peso deseado por los consumidores, y por lo tanto es cuando se les envía al matadero para ser asesinados y vendidos en supermecados, pollerías, asaderos y otros lugares donde se venden, cocinan y se sirven sus cadáveres.

Sus cuerpos están al límite practicamente desde que nacen, soportando un sobrepeso que les causa fuertes dolores en articulaciones y huesos, así como la compresión de sus órganos debido a la excesiva cantidad de grasa corporal, lo cual les causa desde fuertes dolores hasta la muerte. Podrían vivir 15 años como cualquier gallina no seleccionada geneticamente, pero la industria les ha condenado mediante selecciones y alteraciones genéticas que convierten sus cuerpos en incompatibles con una vida normal y saludable.

Cuando han alcanzado el peso deseado por el consumidor, los trabajadores de las granjas les agarrarán por las piernas, que ya de por sí les duelen muchísimo debido al sobrepeso, y les tirarán dentro de jaulas apiladas en camiones. También les cojen por las alas o la cabeza, causándoles lesiones muy dolorosas como luxaciones y graves fracturas en el mejor de los casos.

Existe además otro método para atraparles y meterles en los camiones: máquinas “cosechadoras de pollos”, que les succionan hacia una jáula que posteriormente se introduce en camiones, o se les traspasa de una a otra.

Solo en España son asesinados cada año casi 600 millones de pollos, según datos del propio ministerio de “Agricultura, Pesca y Alimentación”, hijas e hijos de mas de 4 millones de gallinas que son explotadas para producir hijos que son asesinados aún siendo bebés.

Las gallinas y los gallos (pollos cuando son bebés) son animales muy territoriales y viven dentro de complejas jerarquías sociales, y si tenemos en cuenta que son criados en jaulas o espacios cerrados (cualquier forma de explotación es horrible y debe ser abolida), les produce un gran estrés psicológico al ser obligadas a compartir escasos centímetros cuadrados o unos pocos metros con un número elevado de animales. Derivando en ataques de unos a otros, por lo que cuando solo tienen unos días de nacidos, se les amputan los picos con una máquina, produciéndoles un inmenso dolor que les dura varios días, incluso llega a causarles dolor crónico para toda la vida, o la muerte cuando debido al dolor, no son capaces de alimentarse.

Un gran número de pollos mueren en las explotaciones debido a ataques al corazón, enfermedades víricas, hemorragias, entre otras causas debido a las condiciones de vida de las explotaciones.

Existen además, las granjas de cría que luego envían a los pollitos hacia granjas de engorde, donde a los 45 días serán enviados al matadero.

Aquellos que no han muerto antes, son enviados en camiones hacia mataderos. Son animales extremadamente sensibles, que sufren gran estrés en estos trayectos producto de las bajas o altas temperaturas durante el transporte, vibraciones, sonidos ensordecedores, etc.

EL ASESINATO

Antes de ser asesinados, son “aturdidos” con una descarga eléctrica, y a pesar de la creencia popular de que este método hace que los pollos no sientan dolor, en realidad solo paraliza sus músculos y les provoca fuertes taquicardias, todo ello estando plenamente conscientes, con el único objetivo de aumentar el flujo sanguíneo y acelerar el proceso de desangrado, ahorrando costes al matadero. Para realizar este aturdimiento, previamente se les cuelga de las piernas y posteriormente se sumerge la cabeza de los pollos en un depósito de agua electrificado.

Para asesinarlas se utilizan varios métodos que van desde cortes en la garganta hasta la asfixia.

LA VIDA EN LEON VEGANO

Los pollos “broilers” no suelen tener una gran esperanza de vida, inclusive en un Santuario de Animales como Leon Vegano Animal Sanctuary, donde tenemos mucha experiencia en sus cuidados, y contamos con grandes profesionales veterinarios.

Muchos de ellos padecen dolores crónicos debido al exceso de peso, y necesitan tratamientos analgésicos de por vida.

También sufren estrés cardiaco debido a la cantidad de grasa acumulada en su cuerpo, el exceso de peso y el exceso de ejercicio cardiaco que deben realizar debido al sobrepeso para poder moverse y hacer vida normal. Muchos de ellos necesitan tratamientos médicos para el corazón durante toda la vida.

Debido a la alteración genética, son animales con un sistema inmune muy debilitado, lo que les expone a todo tipo de infeccione por bacterias, virus y otras enfermedades contra las cuales su debilitado sistema inmune no puede luchar, lo que aumenta de forma drástica la tasa de supervivencia de los pollos, aún viviendo en el santuario.

Son animales muy sensibles, sociables y cariñosos, con una vitalidad enorme, y sin embargo, sus vidas son muy cortas aún en un santario de animales.

Necesitan llevar una estricta dieta durante toda su vida, porque una vez mas la alteración genética hace que engorden de forma excesiva, aún comiendo muy poco, lo cual repercute gravemente en su salud y puede causarles la muerte, por ello les proporcionamos dietas equilibradas y adaptadas a sus necesidades, para manternerles saludables y prolongar sus vidas tanto como nos sea posible.

Toda forma de explotación debe ser abolida. Ni la intensiva, ni la ecológica y extensiva. Todas ellas causan sufrimiento y muerte.

La única forma de respetarles, es siendo vegans, dejando de consumir cualquier tipo de producto de origen animal.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies