Sonio

Sonio fué encontrado en el patio de luz de una vivienda en Asturias, escapó de una casa donde les criaban para luego asesinarlos y comerlos, y cuando la dueña del piso donde cayó le vio, no lo dudó y le rescató para salvarle la vida. Días después llegó a Leon Vegano Animal Sanctuary, cuando era solo un bebé. Ahora es todo un gallo, al que le encanta pasar el día subido a los tejados de los cobertizos, y le encanta que le acaricien la cara, es un gallo muy sociable, que vive felíz y con todos los cuidados que necesite, en la seguridad del santuario, lejos de cualquier forma de abuso y explotación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies